diumenge, 16 de juliol de 2017

Incendios

Este fuego asusta
Ante los terribles incendios que han sucedido en Portugal, todos los medios se han hecho eco y nos los han explicado con pelos y señales dentro de lo que se podía y eso no es nada con los que vendrán con el calor que está haciendo este verano.

Sin la prevención
todavía hubiéramos tenido
más incendios
He leído que tenemos un 13%  menos de precipitaciones y en el sureste llega casi hasta el 40%, lo cual es temible y peligrosísimo.

Nuestro país siempre ha sido lugar de muchos incendios, no solo ahora, anteriormente también. Recuerdo de un incendio en la zona del Maestrazgo del que tuvimos que irnos del pueblo en el que estábamos veraneando deprisa y corriendo, según nos recomendaron. Así lo hicimos cerrando todas las casas, los habitantes que no querían salir se refugiaron en la Iglesia del pueblo. El fuego pasó por encima quemándose solo una casa y sin víctimas, pero el peligro fue enorme. Esto sucedió hace años.

Nuestro cuerpo de bomberos es eficiente.
pero,
mejor que no tengan que demostrarlo
Se que muchos de nosotros que ya somos mayores, podríamos contar incendios por los que hemos pasado de cerca. El asunto está en el cuidado que debemos tener cuando salimos al campo, un cuidado extremo: no llevar cristales que puedan hacer de lupa con los rayos solares y que se reflejen en las yerbas, no tirar las colillas a la cuneta de la carretera, no hacer barbacoas al aire libre para evitar que el viento se lleve chispas volando, etc, etc.

Imagen de un Pirómano
A veces cuentan cosas increíbles de locos que provocan incendios por gusto y que se discurren barbaridades como encender la piel de un conejo vivo y soltarlo en el campo con la intención de que allá por donde pase surjan llamas.

En fin, entre todos hemos de hacer lo posible para echar una mano en el caso de que se nos necesite y desde luego, llamar a la policía en el caso de que vayamos con el coche por la carretera y veamos un conato de incendio entre los árboles del bosque.

Esperemos que este año sea menor el peligro y que la lluvia ayude a que la terrible sequía que tenemos, sea menor.

                                               Mucho cuidado a todos
Mary Luz

1 comentari:

Miquel M. ha dit...

Quan es declara un incendi al bosc, és quan ens adonem més de lo molt fràgils i impotents que som, indefensos davant la força destructiva del foc, i no podem fer res més que lamentar les destrosses materials i plorar les víctimes humanes.
És, per tant, imprescindible una vigilant prevenció i una total prudència. Cal conscienciar-nos ben bé del perill que comporta una conducta negligent, tot desitjant que, tal com espera la Mary Luz, aquest any ens sigui possible reduir i allunyar el perill.